¿Qué es la felicidad?

¿Te lo has preguntado alguna vez?

Y con esto lo que quiero lograr, en realidad, es hacerte pensar si alguna vez te has detenido a definir formalmente el concepto felicidad, así como si tuvieras que redactar una descripción precisa para un diccionario.

¿Lo has hecho?

Lo más probable es que no y no pasa nada, porque para sentir felicidad no hacen falta definiciones exactas ni escrupulosas. Todos de alguna u otra manera sabemos cómo se siente estar feliz.

Usamos la palabra felicidad para describir emociones positivas –alegría, armonía, tranquilidad, calma, paz, euforia, satisfacción- y usamos las expresiones “me siento feliz” o “soy feliz” en diferentes maneras y situaciones. Por ejemplo, si hacemos una evaluación de nuestra vida en general y concluimos que ésta va bien expresamos “soy feliz”. Algunas veces decimos “soy feliz” porque así soy yo, la felicidad es un rasgo de mi personalidad, así vengo de fábrica. También usamos la palabra felicidad para representar la emoción momentánea que detona un evento particular como “celebré mi cumpleaños con todos mis amigos, ¡qué felicidad!”. O también podemos usar este término para describir a una experiencia sensorial, “el calor del sol en mis brazos me hace sentir feliz”.

Ante la tarea de explicar el significado de felicidad con frecuencia recurrimos a cosas que nos hacen sentir felices, por ejemplo, “unos cuantos libros, unos cuantos viajes y unas cuantas chelas” o describimos estados emocionales que generan esa sensación de felicidad “estar en paz conmigo misma, hacer lo que me gusta, estar en armonía con la gente que quiero, tener salud, disfrutar el momento presente, aceptar la realidad, ponerle buena cara al mal paso”. Todo esto produce felicidad, pero no es una definición del concepto de felicidad.

Las personas no necesitamos una definición de felicidad para sentirla o saber qué nos hace felices. Pero para medirla, estudiarla y descifrarla, los investigadores y académicos sí necesitan una formalísima definición, de lo contrario andarían por el mundo explorando cada quien una cosa distinta.

Es así que la ciencia decidió ponerse de acuerdo bajo la siguiente definición: “La felicidad es el grado en que una persona evalúa la calidad de su vida en general como favorable” o es “el grado de satisfacción que una persona obtiene de sus circunstancias personales”. En la primera definición la palabra clave es “evalúa”. La felicidad desde un punto de vista académico es una percepción y es subjetiva. Incluso, el nombre científico de la felicidad es Bienestar subjetivo.

Dado que la felicidad depende del grado de satisfacción que una persona obtiene de sus circunstancias personales o de la evaluación que hace de su vida en general, la felicidad es entonces algo muy flexible y relativo. Algunas personas pueden ser felices con muy poquito y bajo condiciones de vida objetivas muy complicadas; mientras que otras, son poco felices teniendo en apariencia de bienes y privilegios casi todo lo que se puede desear. En este sentido, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la felicidad depende de la calidad del lente con que observa cada espectador.

¿Y a ti qué te dice tu lente sobre el grado de felicidad en tu vida?

Te dejo pensando en la pregunta anterior y con un ejercicio que te ayudará a explorar qué tan feliz eres:

Tomando en cuenta todos los aspectos de tu vida en general (Familia, amigos, trabajo, hobbies, salud, etc.) en una escala del 1 al 10, donde 1 es nada feliz y 10 es muy feliz, ¿Qué tan feliz te consideras y por qué?

 

 

 

10 thoughts on “¿Qué es la felicidad?

  1. En mis circunstancias personales, tengo constantemente 8,9 y 10. Cuando veo mi entorno no le llego al 10 porque siempre me preocupo y me ocupo de situaciones desfavorables para otros, me meto donde no me llaman y me involucro en temas preocupantes para mí en mi sociedad, sería plenamente feliz con 10 , si fuéramos más empaticos y pensáramos más en el otro, en la afectación que pueden tener nuestros actos en los demás, habría menos corrupción, menos delincuencia etc., etc.,
    En lo general soy feliz me gusta ver el vaso medio lleno, como dices así vengo de fábrica, está en mi temperamento y es parte de mi personalidad

    Liked by 1 person

      1. La ciencia de la felicidad dice que sí. Existen herramientas que justamente nos permiten elevar nuestra sensación de felicidad en el momento presente y con las condiciones de vida vigentes. En las siguientes publicaciones hablaremos de estas herramientas.

        Like

  2. Es muy difícil medir mi felicidad en esta escala , tengo áreas de 8,9, 10, pero el área de salud está en menos 1. Debo sacar un promedio? Entonces sería una persona bastante infeliz, porque el dolor crónico está siempre ahí, y opaca los momentos felices.

    Liked by 1 person

    1. Sentirte bien y tener energía para hacer lo que tienes que hacer es muy importante para ser feliz. Cuando tu mencionas que tienes áreas altas, una muy baja y preguntas si tienes que hacer un promedio, la respuesta es SI. Esta pregunta te pide hacer una evaluación de las condiciones de tu vida en general y si las cosas en diferentes áreas van bien, entonces puedes concluir que en promedio estás feliz. Existe este tipo de felicidad que viene de hacer una evaluación positiva de todos los aspectos de tu vida en general. Pero hay otro tipo de felicidad. La felicidad que experimentas en el momento, en el presente, la de corto plazo. Aquí entonces puedes concluir que dado que tienes dolor, las cosas positivas se hacen más difíciles de notar y disfrutar.

      Like

  3. Buena forma de preguntar porque en realidad podemos tener lentes diferentes para evaluar los varios aspectos de nuestra vida, algo así como que usas lentes para ver de lejos, otros para ver de cerca, otros para deportes al aire libre, otros como protección contra los golpes, otros para el agua o bajo el agua, etc. Del mismo modo creo que usamos distintos lentes para entender cada aspecto de nuestra vida como puede ser nuestra salud, nuestro trabajo, Nuestra carrera independientemente del trabajo, nuestras relaciones sociales, nuestra familia, nuestra relación de pareja independientemente de la familia, nuestra experiencia de vida o nuestro nivel de logro y trascendencia personal. Cada uno de estos elementos juega un rol importante en nuestra percepción de felicidad, sin embargo nuestro cerebro no puede, de manera objetiva y natural, otorgarle un peso específico a cada elemento por separado para luego obtener un promedio. Lo que generalmente ocurre es que cada elemento ocupa una importancia relativa en nuestra vida, dependiendo del momento en el que estamos, incluso en diferentes momentos durante el día. Por eso encuentro que es muy importante hacer una evaluación por separado de tal forma que sabemos qué elementos de nuestra vida nos hacen sentir felices o satisfechos y qué otros elementos no, de tal forma que podamos concentrarnos en tratar de resolver lo que no nos deja ser felices o, en su defecto, enfocar nuestra vida en lograr mayor felicidad a partir de reconocer e invocar con mayor frecuencia a aquellos elementos que sí nos producen sensación de bienestar.

    Like

  4. Coincido contigo. Cuando respondemos una pregunta como esta lo hacemos de manera rápida y sin detenernos a pensar en la ponderación que tiene cada uno de los aspectos de nuestra vida en la generación personal de felicidad. Hacer un ejercicio como el que sugieres de analizar cómo estamos en cada uno de los aspectos proporciona información valiosa para trabajar en las áreas que nos restan felicidad y apoyarnos en aquellas que nos dan más.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s