Hiperconectados pero… ¿solos?

social-media-day

La fortaleza y la calidad de nuestras conexiones sociales están estrechamente ligadas a nuestra felicidad de largo plazo, a nuestro bienestar físico y emocional. Los seres humanos funcionamos mejor cuando estamos conectados con los demás.

Y estamos más conectados que nunca, pero también más solos… ¡Qué ironía!

De 1980 a la fecha, el porcentaje de adultos en Estados Unidos que dicen estar solos creció del 20% al 40%, una de cada tres personas mayores a los 65 años y la mitad de los ancianos de arriba de 85 años vive por su cuenta. Este último dato me parece triste. No sé cuál sea la explicación detrás de estos números, pero me resulta incompresible que una persona de esta edad pase sus días sin compañía.

El aislamiento social es un fenómeno en crecimiento que tiene consecuencias negativas a nivel físico, mental y emocional. Las personas que tienen poco contacto social tienen patrones de sueño alterados, sistemas inmunológicos débiles, más procesos inflamatorios y altos niveles de estrés. El aislamiento social aumenta el riesgo de tener un ataque cardiaco hasta en un 30%. La soledad puede acelerar el deterioro cognitivo en los adultos mayores y los individuos que están aislados tienen una probabilidad dos veces más grande de morir prematuramente que aquellos que tienen interacciones sociales sólidas. Estar solo es tan peligroso para la salud como la obesidad y como fumar. La evidencia es clara: el aislamiento social es tóxico.

Por un lado, las estadísticas muestran que cada vez más gente se siente sola o está sola. Al mismo tiempo, otro tipo de datos indica que estamos cada vez más conectados en el ciberespacio usando las redes sociales.

Entonces, hiperconectados pero… ¿solos?

Estudios previos han concluido que el contacto en el mundo del internet puede alejarnos de las interacciones cara a cara y reducir el tiempo que invertimos en nuestras relaciones más importantes. En otras palabras, es posible que estemos reemplazando el contacto personal por el contacto virtual y el primero es mucho más potente que el segundo para efectos de nuestro bienestar.

Me pongo a pensar en el día de mi cumpleaños, por ejemplo. Hace años lo común era recibir muchas llamadas de teléfono. Era delicioso pasarme el día poniéndome al corriente con familiares y amigos, invariablemente después de la felicitación dedicábamos tiempo a hablar sobre lo que había sido de nuestras vidas desde el último contacto. Eso ha cambiado. Ahora recibo muchos mensajes lindos de una línea escritos por Facebook o WhatsApp. En total me felicita mucha más gente que antes y es padrísimo. Pero debo confesar que extraño las llamadas. Escuchar la voz, las risas y los miles de tonos tiene un encanto incomparable.

Esta semana me encontré con un artículo súper interesante sobre los resultados de un estudio reciente que realizaron para explorar la relación entre el uso de Facebook y el bienestar. Te cuento un poco sobre éste y si quieres explorar un poco más sobre el tema puedes leer la publicación Felicidad Virtual que hice hace unos meses.

De acuerdo con el estudio realizado por Holly B. Shakya y Nicholas A. Christakis –expertos en conexiones sociales-, las interacciones en vivo aumentan nuestro bienestar, mientras que el uso de Facebook tiende a reducirlo. Las personas que consistentemente dieron “like” o hicieron “click” en contenidos de otras personas registraron un deterioro en su grado de satisfacción con la vida, así como en su percepción con respecto a su salud física y mental.

¿Cómo es que el uso de Facebook podría estar deteriorando nuestro bienestar? o ¿Qué impacto tienen en nosotros las interacciones sociales a través de una pantalla?

Las redes sociales tienen su lado bueno. Muy bueno diría yo. Son una herramienta espectacular para mantenernos cerca de los seres queridos que nos quedan lejos o que no podemos ver con la frecuencia que quisiéramos. Permiten mantener cierta cotidianeidad y estar al día de los eventos importantes. Son una maravilla para esto.

Pero tienen su lado malo también. Cuando nos perdernos en las redes sociales deshabitamos el momento presente, descuidamos a quienes tenemos cerca, nos comparamos con los demás y perdemos mucho tiempo que podríamos dedicar a cosas importantes.

El usuario promedio pasa casi una hora al día en Facebook –según datos de la propia empresa- . Esto es aproximadamente 1/6 del tiempo que pasamos despiertos. Y ojo que dice el usuario promedio… este dato incluye a mi papá que tiene cuenta de Facebook pero no la usa y a mis alumnos que viven ahí adentro. Pasamos más tiempo en esta plataforma que leyendo, haciendo ejercicio, interactuando en vivo y a todo color o escuchando a quienes tenemos enfrente.

¿Qué es lo primero que haces al despertar y antes de irte a dormir? ¿Revisar tu teléfono? Según una encuesta realizada en 2015 por Deloitte sobre uso de teléfonos inteligentes, el 78% de los usuarios revisa su aparato durante los siguientes 15 minutos de estar despierto. Yo reviso mi teléfono inmediatamente después de que suena la alarma. No espero 15 minutos ni de chiste. Esto quiere decir que estamos dándole los buenos días al universo electrónico antes que a nuestras parejas y a nuestros hijos.

El uso de redes sociales también puede deteriorar nuestro bienestar o alterar nuestra autoestima por efecto de las comparaciones sociales. Comparamos nuestras versiones interiores con las versiones exteriores editadas de los demás. Filtros y efectos para vernos más jóvenes, fotos en lugares lindos, eventos sociales sobresalientes, sonrisas blancas y grandes. Me parece que la versión que mostramos al exterior está prefabricada en función de lo que pensamos le gustará a los demás. Le metemos mucha producción a cada foto antes de publicarla esperando obtener muchos “likes”, comentarios y “shares”. ¿Alguna vez has visto a alguien tomándose un selfie? ¿Cuántas veces cambia de pose y sonrisa antes de tomar la foto? ¿Cuántas veces repite la foto después de verla? La cosa es que luego se nos olvida que los demás hacen lo mismo y terminamos sintiendo que nuestra vida es aburrida, gris y sin sabor.

Hace unas semanas hablamos en clase sobre las comparaciones sociales. Yo le decía a mis alumnos que comparamos nuestro estilo de vida con el de nuestro grupo de referencia que casi siempre es nuestro círculo cercano. Les dije “yo me comparo con mis amigas, compañeras de trabajo y mis vecinas, pero no con Emma Watson porque ella no está en mi grupo de referencia”. Entonces un alumna levantó la mano y comentó… “las artistas y modelos si están en mi círculo de referencia y me comparo con ellas porque las veo todo el tiempo en mi teléfono”. OOPS…. Las cosas han cambiado.

Por todos lados nos inundan imágenes e información de lo verdaderamente extraordinario. Lo mejor de los mejor es lo que atrapa nuestra atención en los medios y terminamos convencidos de que lo excepcional es lo normal.

Me parece también que hay un tema de calidad versus cantidad. ¿Cuánto tiempo pasamos en Facebook y cómo pasamos ese tiempo? ¿Dedicamos horas a navegar por las redes sociales para postergar el trabajo, evadir la realidad y hacer corajes viendo en qué andan los demás? o ¿Estamos usando este espacio para compartir momentos especiales y verdaderamente fortalecer nuestros lazos sociales?

Las redes sociales llegaron para quedarse y pueden ser un complemento maravilloso para nuestra vida social. Pero no son un substituto del contacto personal en vivo que necesitamos para tener una vida social saludable. Creo que podemos encontrar un balance para quedarnos con los mejor de los dos mundos. Hiperconectados, pero… acompañados.

 

 

 

 

40 thoughts on “Hiperconectados pero… ¿solos?

  1. El ejemplo de Emma Watson da miedo porque la cosas sí han cambiado y define las aspiraciones y patrones de comportamiento de las nuevas generaciones. En nuestra época sabíamos que la Kidman y la Roberts eran guapas y exitosas pero jamás fueron influencia en nuestra apariencia ni comportamiento. Teníamos claro que era algo ajeno a nosotros.

    Like

  2. Como siempre me dejas pensando en tantas cosas con tus artículos! Pienso en cómo ha cambiado mi vida alrededor de las redes sociales pero siendo una inmigrante digital reconoco el antes y el después! Que pasara con los que solo conocen esta forma de vida?
    👏🏼👏🏼gracias por compartir!!!!

    Like

  3. Me gustó mucho esta lectura, pues es verdad que en la actualidad las personas basan su vida social a través de las redes sociales y descuidan por completo las interacciones cara a cara con las personas que los rodean. Es impresionante como en los restaurantes hay familias comiendo y cada quien está en sus celulares en lugar de compartir el momento juntos. Creo que si es muy importante utilizar solo las redes sociales para permanecer en contacto con las personas que están lejos de nosotros, sin dejar que afecte las relaciones con personas que están a nuestro alrededor.

    Liked by 1 person

  4. Todo lo mencionado aquí es muy cierto y lo sé porque lo he visto prácticamente en todos lados. Estoy de acuerdo en que el aislamiento no es bueno para nosotros ya que, aparte de deteriorar nuestra salud, nos llena de sentimientos negativos hacia nosotros y hacia los demás. También me impresiona mucho el impacto de las redes sociales en la actualidad. A cualquier lado que uno va lo único que ve son a las personas viendo su celular sin interactuar con los demás que físicamente estén en el momento con ellos. Personalmente encuentro muy triste esta forma actual por la que nos regimos, por lo que desde hace tiempo he reducido de gran manera mi uso de redes sociales.

    Liked by 1 person

  5. Es interesante como el concepto de las redes sociales busca acercarnos entre nosotros cuando se podría decir que nos aleja, podremos tener millones de amigos en cualquier red social, de aquellos amigos solo muy pocos son verdaderos amigos y reemplazas ese tiempo de calidad, de llama que enciende nuestro corazón al sentir felicidad de tenerlos a nuestro lado a tan solo ver un mensaje en 2d a través de una pantalla fría. Los mensajes nunca podrán reemplazar lo que se siente al estar en contacto con alguien en persona, o escuchara o verla. A la vez las redes sociales podríamos llamarla la galería de las mentiras, puedes tomarte fotos en una playa hermosa, descansando pero nadie sabe lo que piensas ni lo que sientes, la galería de las verdades se encuentra en nuestro ser. En conclusión el uso de redes sociales pone muros sobre nuestra mente, haciendo que nos concentremos en las redes pero no en nuestra gente alrededor, y es evidente que hoy en día las redes es una enfermedad ya que se nota al entrar en el san de clases, todos están en su celular, o al estar en un restaurante,; nos escondemos tras el celular pero solo logramos notar como la tecnología nos ha rebasado.

    Liked by 1 person

  6. Hoy en día me pasa muy seguido que me encuentro hablando con un amigo (en persona) pero al tiempo que le hablo también se encuentra en su celular. Y siento que ni le puede poner atención a su celular ni a mi. Y esto me pasa con muchas personas. Estamos tan dependientes y adictos de nuestras redes sociales que perdemos todo tacto y fortaleza en vínculos. Es como cuando escuchas “Jamás podría vivir un día sin mi celular”. A mi al menos me pone triste escuchar eso. Una vez al año mi familia y yo nos vamos a unas cabañas por unos días. No hay señal allá, pero siempre dejamos nuestros aparatos en la ciudad. Son los días más conectados y divertidos de la familia. Espero todos tengan la oportunidad de hacer algo parecido.

    Liked by 1 person

  7. Estoy de acuerdo con este artículo y considero que muchas veces las relaciones se han ido perdiendo gracias a las redes sociales, que pareciera que la amistad ahora se mide en cuantos “likes” o “shares” te hacen. Conozco a personas que tienen miles de “amigos” o seguidores en una red social, sin embargo cuando se encuentran en una situación difícil estos desaparecen. Considero que los verdaderos amigos, son aquellos con los cuales puedes pasar y vivir momentos agradables, felices y al mismo tiempo quienes te apoyan en momentos cruciales.

    Like

  8. Dentro de la universidad me toca organizar eventos en los que ayude a los estudiantes y maestros a usar la tecnología en el día a día, por lo cual me considero un fiel testigo de lo maravillo que resulta tener un dispositivo que te permita organizarte mejor, que te ayude a llegar a tus destinos, que te permita relajarte, que te permita controlar tus finanzas, etc. No obstante, de igual manera me queda claro los fácil que es caer en la adicción de las redes sociales y lo dañino que resulta.

    Es por eso que creo que como estudiantes, como padres de familia o como familiares, debemos de promover el buen uso de las redes sociales y que comencemos por nosotros mismos para que así podamos ser ejemplos para los demás.

    Like

  9. Hay veces en las que me siento víctima de la adicción a estas redes sociales, y los remedios que he encontrado que me sirven a mi es comenzar a seguir cuentas que aporten a mi educación como por ejemplo Ted-Ed, NatGeo, etc. Hacer esto me ayuda a sentirme menos culpable de pasar tanto tiempo en mi celular y de cumplir con su objetivo de mantenerme informada y al tanto de lo que sucede en el mundo. Sin embargo también he presenciado, al igual que todos, los efectos negativos como la falta de conección con humanos presentes físicamente. La que más me causa conflicto o molestia es cuando le intento platicar a mi mama de mi día pero esta muy ocupada revisando su celular como para dedicar su atención completa a lo que le digo. Lo cual me hace sentir ignorada e insignificante.

    Like

  10. Sinceramente si me considero una persona que se puede llegar a perder en las redes sociales pero he aprendido que nada se compara con el contacto directo con una persona, el hablar en persona nunca se va a comparar con el hablar por mensaje o hasta teléfono. Es por esto que busco hacer tiempo para convivir con esas personas con las que me gusta pasar tiempo, hablar y reír un rato.

    Like

  11. Creo que las redes sociales pueden enfriar de manera significativa nuestras relaciones interpersonales, nuestras relaciones empiezan a ser cada vez menos humanas y cada vez más virtuales. Es muy irónico el hecho de que cada vez nos sentimos más solos, más aislados del mundo, más inadecuados y poco suficientes; al mismo tiempo que tenemos más amigos en Facebook, más likes en nuestras fotos de Instagram y más seguidores en Twitter. Intentamos llenar ese vacío que la falta de contacto humano nos provoca con relaciones frías e irreales por medio de las redes sociales. Por la naturaleza de las mismas y el hecho de que normalmente las personas solo publican una ‘felicidad’ o vida perfecta, el ver estas fotos bajan nuestro autoestima y felicidad, pues en nuestra mente, nuestra vida no es tan perfecta como la de el de enfrente se ve en Instagram. Lo que no nos damos cuenta es que ellos también tienen sus batallas internas emocionales igual que nosotros, pero por supuesto nadie lo publica en las redes sociales. Las redes son un mundo en el que las personas publican su mejor versión de sí mismos y una felicidad que muchas veces ni siquiera están sintiendo.

    Like

  12. Este tema me encanta ya que se relaciona mucho con lo que veo en mi carrera de Psicopedagogía, vemos como las generaciones van cambiando y cómo la educación de hoy en día tiene como un reto enorme el poder combatir este fenómeno en el que los niños ya tienen ese vicio arraigado en su vida cotidiana, tenemos más gente aislada, depresiva, con déficit de atención, escasez de habilidades sociales, y esto es porque se ha ido perdiendo esa práctica y ese sentido de convivencia de calidad, todo en exceso es malo y creo las redes sociales son herramientas maravillosas de contacto; sin embargo, se debe enseñar a utilizarlas con una medida. Tenemos que ver la vida como experiencias reales y no solo algo virtual que quita termina quitando ese valor y sentimiento profundo de las cosas y las relaciones interpersonales, lo que vendrá impactando en la felicidad poco a poco.

    Like

  13. Las redes sociales, como dice Nicole Fuentes, son un arma de dos filos. Se que es difícil encontrar un balance entre tener una vida social cara a cara y una a través de pantallas. Parecemos estar combinando ambas, empezando a creer que el haber tenido contacto por mensajes de texto es lo mismo a haber tenido 5 minutos de calidad en persona. Las condiciones son distintas y podemos apreciar mejor lo que dice y sienta una persona ya que puedes observar sus gestos y movimientos de cuerpo, habiendo una comunicación continua sin pausas tan largas el momento de dialogar (aunque no necesariamente utilizando palabras). En cambio, el estar en redes limita mucho nuestra forma de hablar ya que por estar haciendo otras tareas, podemos dejar conversaciones ignoradas por falta de tiempo.

    Es impresionante saber que las redes sociales nos pueden unir como personas pero también hacernos sentir tan solos y mal de nuestras vidas. Hay que tener un mayor control sobre eso y ubicarnos personalmente de que no por tener ciertas cosas materiales somos menos felices. Esta lectura sin duda me hace pensar más sobre cómo, cuándo, dónde y con quiénes utilizo mis redes y si estas me están ayudando a mantener relaciones sanas y completas con mis círculos de amigos cercanos.

    Like

  14. Esta lectura hace énfasis en que no siempre es bueno estar solos y, viéndolo desde la perspectiva de alguien que prefiere estar sola la mayoría del tiempo, puedo decir que esto es parcialmente cierto. Aunque estando solo puedes hacer lo que quieras, cuando quieras y por el tiempo que quieras, en algunas ocasiones sí extrañas estar con tus amigos y comentar algo que sucedió en tu día.
    En mi caso, muchas veces es difícil entender la manera en la que reaccionan las personas a comentarios o acciones de los demás (“se sienten” muy fácil), además, no me resulta tan sencillo encontrar temas en común que considere verdaderamente interesantes.
    En cuanto a las redes sociales, creo que definitivamente nos conectan de manera inmediata con quien queramos pero esto no se compara con estar con una persona en vida real. En FB o Whatsapp no puedes conocer la reacción inicial de las personas ya que usualmente lo que escriben en ellas suele ser producto de un proceso de eliminación.

    Like

  15. Es muy cierto y triste lo que viene en el artículo sobre las comparaciones; de que las redes sociales (Instagram sobre todo) muestran lo “wow” de la vida de todos; y al solo mostrar estos momentos “goals” y el resto de la gente verlos, se compara sin tener esto en mente, por lo tanto puede bajar su autoestima o querer alcanzar esa vida (que no es una vida real, porque todos tenemos ups & downs… no todo (24/7) es como lo que se suele ver en esa red social)

    Pasemos menos tiempo viendo la vida de otras personas (que probablemente ni conozcamos) a través de la pantalla e invirtámoslo en fabricar momentos de calidad con nuestros seres queridos, lo que nos lleva a la felicidad.

    Like

  16. Definitivamente considero que el tema de redes sociales es demasiado importante hoy en día. Las personas hemos ido perdiendo el gusto de que todo sea cara a cara y hemos ido buscando reemplazarlo por medios virtuales que nunca tendrán el mismo efecto que lo hecho de manera personal. Creemos estar cada vez más conectados sin darnos cuenta que solo nos hemos ido alejando más y más unos de otros. Debemos de hacernos conscientes de que el aislamiento no trae beneficios a nuestra vida y que no únicamente afecta nuestra salud mental sino también la física. Buscar tiempos para conversar con nuestras familias, amigos, maestros y personas que nos rodean deberían siempre ser prioridad.

    Like

  17. Me parece muy interesante como el estar aislado socialmente puede incluso generar problemas en la salud de las personas, lo que más me impresiono fue que el 30% tiene mayor probabilidad de tener un ataque cardiaco, por otro lado también altera otras cosas como el sueño . Por otro lado, es importante observar que como dicho en el texto, muchas de las nuevas generaciones han substituido las relaciones persona a persona por relaciones cibernéticas las cuales no tienen efectos benéficos en la salud. Considero que esto es muy impresionante y se debería de investigar más a fondo científicamente sobre los efectos del aislamiento.

    Like

  18. En lo que a mi respecta creo que es verdad que muchas veces buscamos llenar nuestro espacio de felicidad con esto que llamamos una felicidad virtual, creamos personalidades, seleccionamos nuestro avatar(fotografía) y jugamos a ser la mejor versión de nosotros mismos en las redes, a tal grado que resulta muy sencillo diferenciar que me hace feliz en el mundo real, que no pueda encontrar en las redes.
    Por otra parte cero que la hiperconectividad no es del todo malo, esta nos permite generar vínculos y mantener relación con personas que se encuentran a distancias considerables de nosotros, estoy segura que cuando el departamento postal abrió sus puertas se genero una opinión similar a esta. pero nuevamente creo que esto es simplemente cuestión de perspectiva.

    Like

  19. En lo que a mi respecta creo que es verdad que muchas veces buscamos llenar nuestro espacio de felicidad con esto que llamamos una felicidad virtual, creamos personalidades, seleccionamos nuestro avatar(fotografía) y jugamos a ser la mejor versión de nosotros mismos en las redes, a tal grado que resulta muy sencillo diferenciar que me hace feliz en el mundo real, que no pueda encontrar en las redes.
    Por otra parte cero que la hiperconectividad no es del todo malo, esta nos permite generar vínculos y mantener relación con personas que se encuentran a distancias considerables de nosotros, estoy segura que cuando el departamento postal abrió sus puertas se genero una opinión similar a esta. pero nuevamente creo que esto es simplemente cuestión de perspectiva.

    Like

  20. Es muy triste como un avance con tanto potencial como lo es la tecnología sea una causa tan grande de desconexión entre las personas cara a cara. Muchas veces la gente esta tan acostumbrada a utilizar esos aparatos como los smartphone, que ya no reflexionan sobre cuando y para que es conveniente utilizar estos dispositivos. Lamentablemente me ha tocado estar en una situación así, y puedo decir que es muy molesto y decepcionante querer establecer un dialogo con una persona importante para ti y que esa persona solamente este en su celular. No estoy totalmente en desacuerdo con la idea de la hiperconectividad, solamente que considero que se debe de saber utilizar de la manera correcta.

    Like

  21. “Disconnect to connect” a veces es necesario establecer momentos para desconectarnos de la tecnología. Hemos olvidado lo importante que es interactuar con las personas, es lo que nos distingue de los robots: los sentimientos. Para estar encerrados en un aparato, creo que sería mejor ser robots.

    Like

  22. Creo firmemente que actualmente las personas somos dependientes de nuestros dispositivos móviles, y que nos hemos vuelto sumamente conscientes de la imagen que queremos dar en nuestras redes sociales. Nuestra generación está en una época en la que, gracias a la intercontectividad global, queremos alcanzar una cierta “perfección”, aunque por un lado estemos conscientes de que es falsa e inalcanzable. Esto perjudica nuestro bienestar, tanto físico como emocional y mental.
    Por otro lado, al dependencia a nuestras redes sociales, tiene un efecto de deterioro en nuestras relaciones sociales, ya que la interacción de uno-a-uno se ha ido perdiendo significativamente. Opino que las herramientas tecnológicas son muy útiles para facilitarnos la vida en muchos aspectos, pero que debemos aprender a no ser dependientes de ellas y prestas más atención a los momentos.

    Like

  23. Pues por ejemplo en Japón, donde el número de jóvenes solteros y vírgenes está creciendo sin medida. Leí un artículo de la BBC que dice que el 70% de jóvenes japoneses no poseen pareja. El artículo dice: “Ishii declara al Japan Times que la distancia entre ideales y realidad podría estar desanimándolos a la hora de buscar intimidad. Y, de este modo, la “industria” de substitutos de relaciones completa la desalentadora imagen.” Los japoneses al parecer están más interesados en relaciones virtuales, hay servicios como bodas de realidad virtual en donde los clientes experimentan una ceremonia con su personaje de animé (animación japonesa) o hentai (pornografía animé) favorito. Esto es alarmante por las repercusiones demográficas, Japón tiene la población más vieja en el mundo.

    Like

  24. Me pareció muy triste el ver que mucha gente de la tercera edad pase sus últimos momentos en soledad. La lectura en general me recuerdo una frase que suele decirnos el papa de un amigo cada que hacemos alguna reunión en su casa. La frase que nos dice es “Primero Convive”, lamentablemente, esta frase nos la dice cada que alguien le pide la clave del internet de su casa y el responde esto no por mala onda, si no que esa es la contraseña. Me parece un buen intentó suyo por motivarnos a platicar en lugar de “conectarnos” a las redes sociales que terminan por “desconectarnos” de los demás.

    Like

  25. A mi parecer, las redes sociales representan una gran ventaja comunicativa para las generaciones actuales, aunque también hemos de reconocer que se ha generado una gran dependencia para manejar ciertos tipos de interacciones antes de una verdadera (a.k.a. el fundamento de las dating apps).

    Sin embargo, también me parece que ninguna red social podrá reemplazar jamás el tipo de vínculo que se genera tomando un café con un amigo durante la noche. Aquí la relación es real, sin fitros ni hashtags – una versión inedita.

    El balance es clave en todo aspecto, así que si bien podemos gozar de los grandes beneficios de la tecnología actual, debemos ser suficientemente inteligentes para limitarnos a nosotros mismos e impedir que afecte nuestro desarrollo personal y las relaciones interpersonales físicas y tangibles.

    Like

  26. He tenido esta reflexión ya en veces anteriores y concluyo lo siguiente. La redes sociales son meramente una herramienta, pero nunca un fin, en ninguna situación. Es sano llevar nuestra vida sin necesidad de las redes sociales, de manera que no “descompongan” nuestra habilidad de establecer y dar seguimiento a los lazos sociales.

    Like

  27. Me encanto el articulo, ya que habla de las conexiones que están pasando en la actualidad con la sociedad, todos estamos atrapados en las redes sociales por lo que siempre existe una ”conexión” pero esa no es verdadera ya que es por medios que no son reales, no se ve a la persona fisicamente, no ves como se expresa o como la puedes hacer sentir con tus palabras por lo que muchas veces estar conectados en estas redes nos hacen dejar de lado las relaciones sociales verdaderas diarias con todas las personas que queremos. Olvidamos el compartir momentos juntos, las salidas a un parque o un café, todo esto se hace monotonía y se sigue el papel de tener mas likes o subir mas fotos por lo que nos empezamos a aislar de nuestros seres queridos y nos sentimos ”solos” aunque lo tengamos todo en internet, en nuestra persona no tenemos compañía somos nosotros y nuestro celular, esto hace que se creen sentimientos negativos e incluso es un factor determinante para las enfermedades como obesidad y cardiovasculares ya que nos queremos refugiar en otra cosa para sentí compañía y empatía, por lo que debemos aprender que una relación personas es para nuestra estabilidad y felicidad como persona. Tenemos que convivir para crecer, desarrollarnos y aprender de nuestros mismos lazos.

    Like

  28. Respondiendo a la pregunta del título, podemos confirmar que a pesar de que estamos mas conectados con el mundo, nos estamos haciendo mas solitarios.
    Las redes sociales y los servicios de mensajería son sumamente utilices y efectivos, sin embargo no todas las personas están educadas correctamente para poder utilizarlos y malgastan demasiado tiempo de su vida en ello. Diariamente las personas pasan largas horas en el internet amargándose la vida por compararse con gente que muestran una realidad perfecta (que como se menciona en el artículo, es prefabricada) e invierten tantas horas ahí que descuidan el resto de sus actividades, lo que provoca que estas personas entren en un círculo vicioso pues pasan mucho tiempo en internet lamentándose y enojándose por lo que no tienen, desperdiciando tiempo valioso para cumplir sus sueños, haciendo que se comparen con estas personas, etc.
    Hay que tener mucho cuidado, cierto es que las redes sociales nos permiten mantener comunicaciones con nuestros amigos, sin embargo nunca se podrá comparar una interacción electrónica con una real, lo importante es vigilar que tengamos una proporción mucho mayor en la vida real que en un mundo virtual.
    Si descuidamos nuestra vida fuera del internet lo mas probable es que nos aislemos en una fantasía que no nos aporta mucho en nuestro nivel de felicidad y bienestar, decreciendo así, nuestra felicidad a largo plazo.

    Like

  29. Me gusto mucho la lectura porque habla de un tema triste que pasa actualmente, el que estamos atrapados a las redes sociales, éstas ya no nos dejan convivir como antes lo haciamos con nuestros seres queridos sin darnos cuenta que el tiempo corre y no es un día más si no un día que tenemos menos.

    Like

  30. Las redes sociales son definitivamente un arma de doble filo. Asimismo, existe un interés latente (o hasta diría que una necesidad) de parte de algunos jóvenes por tener su vida pública, por gozar de cierta fama, por contar con miles de seguidores y por recibir regalos de empresas tras hacerles mención en sus publicaciones. Pero, ¿los beneficios económicos y de estatus social que estas personas reciben son lo suficientemente valiosos como para compensar la poca o falta de privacidad de sus vidas y de conexión en sus lazos sociales? O, ¿será esto reflejo de alguna carencia que tienen en su vida real que buscan satisfacer a través de la atención de decenas de ojos virtuales?

    Like

  31. Concuerdo con el hecho de que, nosotros los humanos, definitivamente funcionamos mejor cuando estamos conectados con los demás, y más cuando esta conexión es provechosa. El uso de las redes sociales a mi consideración, ces una de las mejores herramientas que se ha inventado el hombre, por la facilidad de acceso a la comunicación, pero si tiene aspectos en contra que cambiaran la comunicación como la conocíamos antes.

    Like

  32. Concuerdo con muchos puntos de los que habla este artículo. Uno de los que llama más mi atención es el aislamiento social ya que considero que tiene mucho peso en el ámbito personal y puede afectar desde algo muy mínimo a la persona hasta ocasionarle también algo muy grave. La causa de esto para mi es el uso de las redes sociales ya que hace que la persona se aislé prácticamente de todos por cerrarse al uso del celular.

    Liked by 1 person

  33. Me parece preocupante que el aislamiento social ha incrementado en los últimos años. Me parece preocupante porque esto tiene diversas consecuencias negativas ya sean físicas, mentales y/o emocionales y porque implica un mayor riesgo de morir prematuramente en comparación a las personas que mantienen buenas relaciones sociales.

    Like

  34. Muy cierto todo!!! De hecho, éste último mes me he dado cuenta que he añadido a mi rutina diaria “levantarme a las 6:00 am para bañarme a las 6:10am porque le dedico 10 min a checar todas mis redes sociales”. Y es horrible porque por más que me felicita Facebook por llegar a los 650 amigos en dos semanas, me siento como si no hubiese conseguido ninguno porque en efecto ni siquiera les hablo. Ya cuando les hablo por primera vez en persona a aquellos que tenia como amigos en Face hace como dos semanas, se siente muy bonito y me alegró demasiado. Y sí que creo que estar solo es igual de enfermizo que la obesidad. Hubo un tiempo en que me aislé del mundo, y fueron los días de más sufrimiento en mi vida! El ser humano es un ser social; sí está solo se muere.

    Like

  35. Es súper común que pase que estás teniendo (o tratando de tener) una conversación con una persona, y está en el celular. Y sí, puede que realmente te esté oyendo (excepto los hombres, está comprobado que solo un porcentaje muy pequeño puede hacer más de una cosa a la vez con el mismo sentido), pero no te escucha ni atiende a lo que le estás expresando. Nos hemos vuelto tan dependientes de la tecnología y las redes sociales, que vamos olvidando fortalecer nuestros vínculos. Lo más triste es que perdemos el tiempo con esos mil o dos mil “amigos” en Facebook con los que nunca hablamos o que hemos visto una vez en la vida, y no lo invertimos con quienes están realmente a nuestro lado; ahí para nosotros.

    Like

  36. Me he puesto a reflexionar sobre esto, y se me hace impresionante el hecho de que pueda sernos importante el tener más likes, el estar constantemente agregando contenido a las redes sociales, el tener más “amigos” en facebook. Nos hemos convertido en una sociedad dependiente. Considero que debemos tratar de dejar a un lado el teléfono y comenzar a disfrutar de las relaciones “reales”.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s