“La generosidad es el único egoísmo legítimo”

Una persona muy generosa y querida para mi, con frecuencia citaba la frase de Mario Benedetti que está en el título y luego agregaba “es imposible no sentirte bien y feliz luego de ayudar a alguien”. Siempre tuvo razón.

La generosidad y la felicidad van de la mano. Cuando practicamos la generosidad y contribuimos positivamente en la vida de alguien más nuestra sensación de bienestar aumenta.

Practicar la generosidad tiene un montón de beneficios y nos induce a un estado emocional positivo. Ser generoso literalmente se siente bien. Cuando ayudamos a otra persona se activa en nuestro cerebro la misma zona que cuando hacemos algo para nosotros mismos, por ejemplo comprar ese algo que hace tiempo queríamos, comer nuestro chocolate favorito o recibir un beso de alguien importante. Nuestro cerebro asocia los actos de generosidad con placer, conexión y confianza.

Practicar la generosidad mejora la percepción que tenemos de nosotros mismos. Ayudando a otros nos sentimos útiles y crece nuestra confianza con respecto a lo que sabemos y podemos hacer. Pero también nos distraemos de nuestros problemas; al ser generosos quitamos el énfasis en nosotros mismos y cambiamos “yo” por “nosotros”. En otras palabras contribuir positivamente en la vida de los demás da sentido a nuestras propias vidas.

La generosidad debería empezar en casa. Promoverla entre nuestros seres queridos se traduce en cosas buenas para nuestros hijos. Según estudios, niños y adolescentes que crecen en ambientes donde se practica la generosidad tienen menos embarazos no deseados, son menos propensos a abusar de sustancias como drogas o alcohol y tienen menos índices de suicidio.

¿Cómo podemos practicar la generosidad?

Da a las personas con quienes coincides un micro momento de amor, compasión o calidéz. Extraños, vecinos, el cartero, la niña que empaca las bolsas en el súper, el personal de limpieza en cualquier lugar, el guardia de la puerta, tus hijos, tus papás. Conecta con un saludo, con una sonrisa, con un gesto que trasmita que sabes que están ahí. Dice Maya Angelou que “Las personas olvidarán lo que dijiste y lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”.

Atiende las cosas simples. Detecta oportunidades para hacer una pequeña diferencia. Lava los platos el domingo en la mañana, acompaña a un amigo al doctor, cede el paso cuando manejas, acércate a preguntarle a alguien ¿cómo estas?, dale de comer a un animal callejero, recoge el papel de basura tirado en el parque, saluda. Cuando realizas una acto de generosidad inicias una cadena de cosas buenas ya que promueves que la persona que lo recibe a su vez ayude a alguien más. Hay un dicho anónimo que dice “Es difícil regalar la generosidad porque siempre regresa”. Aquí te dejo el vínculo a un video lindo e inspirador.

Una parte importante de las cosas buenas que me han pasado en lo profesional tienen su origen en la generosidad de una persona. Un pequeño detalle de su parte hizo toda la diferencia para mi, pues gracias a él pude estudiar la maestria. Su gesto de generosidad consistió en atenderme durante su hora de comida, aunque él no tuviera nada que ver con los procesos de asignaciones de becas. Se me hizo tarde por tráfico en la carretera y cuando llegué a las oficinas de Conacyt justo habían cerrado. Desde su escritorio en el fondo me hizo señas para que entrara –yo creo que se compadeció de mi cara de angustia-, escuchó mi historia mientras mordía su sandwich y me dijo: “yo no tengo nada que ver con esto, pero explica en este papel lo que me estás contando y yo se lo doy a la persona que venías a ver”. Me dió una hoja blanca y una pluma Bic azul. Ahí sin mucha esperanza escribí lo que necesitaba y me fui pensando que se me había escapado la oportunidad de estudiar fuera de México. Un par de semanas después recibí una llamada donde me avisaban que me daban la beca. Una cadena de pequeños actos de generosidad.

Para ser generoso no necesariamente tienes que regalar o donar dinero. Puedes ser generoso con tu tiempo, con tu presencia y atención, con tus palabras, con tus conocimientos, con tu mirada, con tu sonrisa. No tienes que ir hasta África para arreglar el tema del ébola. Recuerda que estás rodeada de oportunidades para contribuir en pequeño. Ayuda desde donde estás, en el momento que estás, con los recursos que tienes y con la gente a tu alrededor.

Recuerda… “es imposible no sentirte bien y feliz luego de ayudar a alguien”.

 

44 thoughts on ““La generosidad es el único egoísmo legítimo”

  1. En estos tiempos donde nos consume la tecnología y el estrés, la generosidad a quedado abandonada. Muy rara vez me toca ver que las personas digan gracias por actos pequeños como abrir la puerta para que pasen, detener el elevador, etc. Creo que una buena manera de empezar a activar nuestro centro de generosidad seria con las personas que vemos a diario y pasan desapercibidos la mayoria de las veces, me refiero al personal de limpieza, guardias de seguridad.
    Con un simple buenos días o gracias creo que empezaríamos a formarnos ese habito de generosidad.

    Liked by 1 person

  2. Me encantó la parte del final que dice que para ser generoso no tienes que dar algo material. Dar tu tiempo, atención, palabras, y tu sonrisa son también gestos de generosidad, y personalmente considero que muchas veces los pasamos por alto. Tenemos esta idea de que ser generoso es dar dinero o dar cosas, pero pocas veces nos ponemos a pensar que hay más que eso. Últimamente, en Drivers, he descubierto que por más que te guste servir a la gente hay puntos en los que se vuelve pesado dar todo tu esfuerzo, y hay días en que no te sientes motivado. Pero luego llega ese momento en el que alguien te dice “gracias” y te lo dice de todo corazón, y es todo lo que necesitas escuchar para sentir una felicidad inmensa, y te das cuenta que es por eso que sigues haciendo lo que haces, y dando tu tiempo, tu energía, por los demás. Y es así nadamas, como un efecto colateral, que ser generoso te trae felicidad.

    Liked by 1 person

  3. Mario Benedetti lo dice muy bien. La satisfacción al ayudar no tiene superación, es por eso que mucha gente busca insaciablemente seguir ayudando a quien se pueda.

    Liked by 1 person

  4. Definitivamente concuerdo con el post. Es imposible no sentirnos mejor cuando ayudamos a alguien más. Durante toda mi vida, siempre he dicho que me encanta ayudar a los demás, que me hace sentir bien ver la sonrisa de las personas a las que ayudo; y no es hasta hoy que comprendo que eso mismo es lo que me hace feliz, ayudar a los demás. Algo que puede ser tan sencillo para nosotros, puede significar demasiado en la vida de otra persona. En lo personal, hace unos años, me encontraba con un compañero de clase que no conocía, él dijo un chiste y yo me reí, con ese simple acto, el sintió que tenía una amiga (él estaba sufriendo en ese momento de soledad). Fue algo tan sencillo para mi, algo que hago casi diario, como reírme, que le cambió tantito de su vida.

    Me encanta la idea de ayudar donde sea, cuando sea y como sea.

    Liked by 1 person

  5. “Practicar la generosidad mejora la percepción que tenemos de nosotros mismos” es que siento que es muy cierto esto, y por un lado me hace pensar que, en efecto, la generosidad sí es egoísmo como dice Benedetti, pues al final haces un acto bueno porque TÚ quieres sentir placer o felicidad y sentirte que eres lo máximo por ayudar. No obstante, ese egoísmo lo deberíamos tener todos, así el mundo sería mejor. Por otro lado, definitivamente sí concuerdo con que siendo generosos nos distraemos de nuestros problemas por enfocarnos en el otro, pero no creo que la felicidad de la generosidad radique ahí, sino en el hecho que al hacer algo útil por la vida de otro te sientes más útil tú en este mundo.

    Liked by 1 person

  6. Estoy de acuerdo, en que muchas veces queremos realizar actos de generosidad grandes para sentirnos bien o para publicar lo que hacemos y que nos aplaudan, sin embargo podemos empezar con actos de generosidad con las personas más cercanas a nosotros, no necesariamente algo que implique gastar, sino pequeñas acciones que marquen la diferencia y que nos ayuden a crecer como personas.

    Liked by 1 person

  7. Me parece muy cierto que cada vez que haces algo bueno se te regresa, es un término bastante popular que hasta tiene nombre propio, buen karma/buena suerte. Esto lo relaciono a la idea de que todos estamos intercontecados y que cada vez que llevas a cabo una acción positiva, se te recomensa con una reacción positiva.

    Liked by 1 person

  8. Una de mis partes favoritas del texto es cuando se menciona que puedes ser generoso con tu tiempo, con tu presencia y atención, con tus palabras, con tus conocimientos, con tu mirada, con tu sonrisa, porque definitivamente creo que estos pequeños detalles realmente hacen la diferencia y a veces no nos damos cuenta de ello, esperamos hacer cosas grandes sin ser conscientes de que los actos pequeños tienen una enorme repercusión.

    Que bonito cuando logramos contribuir positivamente en la vida de los demás y al mismo tiempo con esto damos sentido a nuestras propias vidas.

    Liked by 1 person

  9. La generosidad es un acto que nunca termina, pues se va entre la multitud de gente y en algun momento puede que regrese. Esta en nuestra naturaleza vivir socialmente, y asimismo el conectarnos, confiar y apoyarnos. Es en si, la generosidad un acto de honestidad y puro que como dice la lectura “cambia el ‘yo’ por ‘nosotros'” haciendonos conscientes de que vivimos en un mundo lleno de gente con problemas y retos todos los días, problemas como los nuestros y tal vez heridas tambien. El dar de ti a otros es un acto noble que crece conforme más gente se convence del valor de servir. Gracias, por esta lectura, me ha hecho pensar en varias cosas.
    Me llevo sobretodo, que la generosidad no es sólo dar cosas, sino dar esas cosas que no se tocan, esas cosas como el tiempo, palabras, atencion y mas. La generosidad es dar lo que uno tiene no por yo, sino por nosotros.

    Liked by 1 person

  10. Me parece interesante y satisfactorio el texto, es importante saber que la generosidad te crea satisfacción propia y con un simple gesto o acción puedes hacer feliz a cualquier persona. Me encantó la frase que dice: “Las personas olvidarán lo que dijiste y lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”. Y esto es completamente cierto, lo que realmente importa es cómo haces sentir al prójimo mediante tus acciones, y que mejor ser generoso con los demás.

    Liked by 1 person

  11. Me encanta el concepto de las microacciones. En el Americano, en tu último año de prepa tenemos que dar un discurso de 10 minutos acerca de algo importante para nosotros. El mío fue de que cuando sentimos que el mundo es demasiado grande como para poderlo cambiar, nos enfoquemos en cambiar los mini-mundos de cada individuo que nos rodea, pues eso eventualmente ayudará a que el mundo sea un mejor lugar. Creo que los pequeños actos de generosidad, además de darnos un sentir de bienestar, es una manera de cambiar el mundo. Como bien dices, desata una cadena de eventos positivos después y no nos podemos llegar ni a imaginar el impacto que tendrán. Además, creo que la generosidad es una forma de ser agradecido con la vida, una forma de regresar al mundo todo lo bueno, todo el amor y todas las bendiciones que nos ha dado.

    Liked by 1 person

  12. Me gusto mucho este post! Es algo que yo he vivido, en el momento que yo soy generosa con alguien más me siento feliz, me siento bien. Muchas veces pensamos que tenemos que hacer grandes actos de generosidad pero lo que más se le queda a las personas solo las acciones pequeñas que hacemos por los demás.

    Liked by 1 person

  13. Su escrito me parece muy interesante y genera una duda en mi. ¿Existirá alguna diferencia, en cómo nos hacen sentir, actos de generosidad donde quien lo recibe lo sabe o no lo sabe? ¿Será la gratitud recibida de un acto de generosidad importante en el sentimiento de felicidad? Curioso ya que mencionábamos que la gratitud nos hace felices.

    Liked by 1 person

  14. me gusta mucho la parte en la que dice que dice que ser generoso y ayudar a los demás es muy bueno para nosotros porque nos hace sentir útiles. en lo personal he podido tener esta experiencia y es un sentimiento muy agradable.

    Liked by 1 person

  15. Me parece totalmente cierto que la generosidad no siempre es el dar algo físico. Los pequeños momentos de amor, cariño y paciencia me parecen los actos más puros de generosidad.

    Liked by 1 person

  16. Yo me relaciono personalmente con este artículo ya que me siento muy bien siempre que puedo ayudar a alguien y cambio por completo su día. Esto lo digo porque esas pequeñas acciones de otras personas hacen de mi día un mucho mejor que, como dice Maya Angelou, siempre recordaré los sentimientos que me dejaron. El ser generoso nunca está de más ya que va haber personas que necesitan ayuda todos los días.

    Liked by 1 person

  17. Es increíble el impacto que puede llegar a tener un acto de generosidad; tal vez para ti sea pequeño, pero para la persona que lo recibe puede ser inmenso y le cause mucha felicidad (que por lo tanto, a ti también te hará feliz). Entonces, no nos detengamos, por pena o miedo al qué dirán, a iniciar esa cadena de generosidad.

    Liked by 1 person

  18. Es muy cierto que la generosidad no acaba en el momento que nuestra acción termina. En la personal, consideroq ue la generosidad es un salvavidas, amor en la más simple de las formas, es lo qu epermite a este mundo seguir girando, como fue su caso con la beca.

    La felicidad es una respuesta asegurada de realizar un acto generoso, pues, a su vez, son todos estos sentimientos de autoanálisis y de alegría al observar la respuesta de la persona que hemos apoyado lo que nos incita a continuar, e incita también a otros a hacer lo mismo.

    Liked by 1 person

  19. Cuando practicamos la generosidad, sobre todo en los pequeños actos, nos sentimos bien, y hacemos que la otra persona también se sienta bien y sea generosa. La generosidad tiene un efecto tan positivo en nosotros, que aunque al principio podamos hacerlo por motivos tal vez “egoístas”, hacemos más bien a nosotros y a nuestro en torno que algún mal.

    Liked by 1 person

  20. Me gusta pensar que algo especial ocurre cuando sales de ti mismo para ir al encuentro del otro, de manera breve o prolongada, pero estar y compartir. Creo que lo bueno de la generosidad es que nace de acciones que uno propone y decide hacer. El decidir compartir momentos positivos y solidarios es parte de lo que trasciende en la vida y es muy importante para mi.

    Liked by 1 person

  21. Creo que realmente hay una relación muy fuerte entre la felicidad y darse a los demás porque en la medida de que se haga esto, se siente uno más útil y se llega a reflexionar sobre el impacto y potencial que tienen las acciones y damos sentido a lo que realmente vinimos al mundo: a servir

    Liked by 1 person

  22. Ser generoso(a) es algo relativamente sencillo de llevar a la práctica pues, a mi entender, en todos nosotros existe un “instinto” de querer obrar bien y de querer ayudar al otro, aun cuando a veces se nos olvida y hacemos más importantes otras cosas (como nuestros problemas o conflictos personales y la flojera). Con esto puedo decir que comparto la postura de Anne Frank cuando dice: “A pesar de todo, creo que las personas son realmente buenas de corazón” (s.f., citado en Diario ABC, 2015), pues somos seres sociales y sensibles que reconocen que no están solos en este mundo y que perciben un gran valor en poder aportar al bienestar del entorno a través de sus acciones cotidianas.

    Referencia: Diario ABC. (2015). Las diez frases más hermosas del «Diario de Ana Frank». Recuperado el 6 de febrero de: http://www.abc.es/cultura/libros/20150805/abci-anna-frank-diez-citas-201508041620.html

    Liked by 1 person

  23. Me gusto bastante la nota, puesto que me hace recordar mucho la película “Cadena de Favores” del año 2000, ya que se habla de este efecto y esta trascendencia que puede tener un pequeño acto de gratitud hacía cualquier persona y en cualquier forma en la que podamos. Estoy totalmente de acuerdo con la idea de que siempre podremos ayudar a alguien desde dónde estemos y con los recursos que tengamos, puesto que este puede ser tan solo nuestro tiempo. En lo personal, aún sueño en que un día podamos vivir en una sociedad que sienta la obligación moral de regalar tres actos de gratitud al día por cada uno que recibamos.

    Liked by 1 person

  24. Creo que es interesante la idea de que hacer actos generosos activa ciertas áreas del cerebro. Me llama la atención la idea de que tal vez no nos damos cuenta ni apreciamos las pequeñas cosas que los demás hacen para nosotros. Creo que sería recomendable que, como sociedad, nos pudiéramos dar cuenta de los beneficios de hacer acciones buenas para los demás.

    Liked by 1 person

  25. Concuerdo con todo lo mencionado aquí. La verdad es que me sorprende mucho el efecto que puede tener un simple acto de generosidad en la vida de alguien. A veces necesitamos dejar de ser tan centrados en nosotros mismos y en nuestros problemas para poder dar algo a los demás, y al hacer esto el sentimiento de felicidad que se genera en nosotros es impresionante. Personalmente creo que si Dios me dio un don, lo correcto sería no solo usarlo para mi beneficio sino también compartirlo con los demás.

    Liked by 1 person

  26. Me gustó mucho la idea de empezar la generosidad desde la casa, pues es el lugar en donde crecemos acompañado de nuestra familia. Si tu practicas la generosidad en tu casa, crecerás los lazos entre cada miembro y serán más felices todos, ya que se va contagiando esa generosidad con la que tu empezaste. Si se contagia, esa generosidad sale de la casa y llega a los lugares en donde estamos como por ejemplo la escuela o el trabajo creciendo cada vez más la red.

    Liked by 1 person

  27. Me resulto demasiado fácil y agradable leer este Blog. Ya que concuerdo con absolutamente todo lo que dice, la vida se trata de momentos pequeños que dejan grandes recuerdos y tienen un gran significado. Gracias por compartirlo con nosotros Miss!

    Liked by 1 person

  28. Me encanto la frase de que las personas olvidan lo que les dijiste pero jamas olvidan lo que alguien les hizo sentir, y es que no tomamos el tiempo para detectar áreas de oportunidad en las cuales podamos ayudar a las demás personas, ignorando el enorme beneficio que conlleva ser generosos con los demás.
    Creo firmemente en que todas aquellas personas que están pasando por un mal momento deberían probar realizar un acto de generosidad, pues tal como menciona el artículo, primeramente te ayuda a distraerte de ti mismo y piensas en el nosotros, segundo porque siendo generoso incrementas de manera significativa tu nivel de felicidad pues te sientes útil, capaz e indispensable. El agradecimiento de la gente te ayuda a incrementar de autoestima y de alguna forma esa buena acción que realizaste se te regresara con el tiempo.
    Hay que empezar a ser mas generosos para darnos la oportunidad a nosotros mismos de incrementar nuestra propia felicidad, porque “ser generosos incrementa nuestra felicidad y la felicidad nos hace ser generosos”.

    Liked by 1 person

  29. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que se menciona, me gustó mucho la frase de que las personas no olvidan como las hiciste sentir y es algo muy cierto, porque las palabras se olvidan pero los actos que uno hace por las personas y para ellos siempre permnecen.

    Liked by 1 person

  30. Me llamó mucho la atención la idea de que el ayudar y ser generosos nos hace sentir más útiles, ya que puede ser una actividad que puede motivarnos cuando tenemos el autoestima bajo y nos sentimos menos preciados.

    Liked by 1 person

  31. Es realmente cierto que no necesitas poner al mundo sobre tus hombros para poder ser generoso, que con tan solo una pizca de generosidad contribuyes a mucho pero hay que pensar si dar una pizca = a mucho, entonces dar aun más = será muchísimo más de todas formas lo que hagas te hará sentir feliz y útil, con un buen corazón siempre y cuando no lo hagas por obligación sino con la verdadera intención , que estoy seguro que mínimo alguna vez en nuestras vidas nos ha pasado que nuestro corazón siente que debe hacer algo por más tonto que sea como darle $20 a una persona de la calle, tu dices $10 pesos capaz no le sirvan de mucho pero tu corazón siente que debe hacerlo o cuando esta la ultima rebanada de pizza, tu cerebro dice que si tienes hambre deberías acabártela pero tu corazón decide guardársela para alguien más. Podríamos decir que la generosidad es de las cosas que nos hacen humanos ya que es cuando empleamos el corazón no como órgano vital si no como un sentimiento.

    Liked by 1 person

  32. Me encanto la información que se transmite en el post, ya que la generosidad empieza y termina por nosotros por lo que nosotros somos los que decidimos. Al momento de dar una ayuda al prójimo nos damos cuenta de la satisfacción y la felicidad que se nos transmite por medio de una simple sonrisa. El amar es entregarte y dar sin esperar nada a cambio, por lo que se encuentra en los mínimos detalles.

    Liked by 1 person

  33. Me fue muy impresionante el como nuestro cerebro asocia los actos de generosidad con placer, conexión y confianza. El como realizar actos buenos a los demás nos hace ser más positivos ante la vida y sentir placer. Considero que esto es de suma importancia ya que como humanos el realizar actos buenos nos hace no solo hacer sentir mejor a los demás pero hacernos sentir más útiles por lo que ambas partes ganan algo que los hace sentirse mejor.

    Liked by 1 person

  34. Me pareció muy interesante el estudio que menciona que los niños y adolescentes que practican y/o viven la generosidad son menos propensos a generar adicciones de alcohol, drogas u otras sustancias y tienen menores indices de suicidio. Esto se relaciona con el hecho de que aportar algo a la vida de los demás hace que las personas se sientan utiles, crezca su auto-confianza y tambien hace que las personas se olviden de sus problemas. Esto aporta al estado emocional positivo y como consecuencia estas personas son menos propensas a generar dependencias o a realizar acciones que comprometan su vida o su salud.

    Like

  35. Concuerdo completamente en que la felicidad está en la compasión y en el dar tiempo de calidad! Los momentos son únicos, y el disfrutar el tiempo con las personas que quieres es oro! Considero importante hacerlo, ya que luego puedes arrepentirte o desear haber pasado más tiempo con esa persona.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s